Mayrit Magerit Madrid

Amamos Madrid. Nos encanta pasar el día recorriendo las calles, tomándonos una caña aquí, otra allá, visitar el Palacio Real, las plazas abarrotadas de gente, visitar los museos y empaparnos de arte… pero hay cosas fascinantes que no sabemos sobre esta ciudad, como por ejemplo… la historia de su fundación musulmana que tan pocos madrileños y mucho menos turistas conocen.

Os dejo un pequeño resumen de los orígenes de Madrid y su nombre y os recomiendo encarecidamente que hagáis la ruta del Madrid Árabe.

El origen de Mayrit

La mayoría sabemos de la existencia del Al-Ándalus y de los muchos e importantes vestigios que la cultura musulmana nos ha dejado tras ocho siglos de asentamiento en la Península. Mayrit surge entre 852 y 865 y fue fundada por el emir Mohamed I. Actualmente podéis visitar el Parque Mohamed I, uno de las pocas cosas que recuerdan en Madrid a su fundador.

¿Por qué surge Mayrit?

Lo que ahora es Madrid, se situaba en la frontera media de Al Ándalus, la llamada Marca Media. Al Ándalus contaba con una frontera con tres puntos estratégicos. Zaragoza fijaba la Marca Superior, Madrid la Marca Media y Mérida la Marca Inferior. La ciudad surge con la construcción de un alcázar (en el lugar donde ahora se encuentra el Palacio Real) y un asentamiento militar. En primer lugar, para controlar y vigilar Toledo y a los muladíes que gobernaban en Toledo, pues al ser cristianos convertidos a musulmanes por conveniencia, no eran de fiar. En segundo lugar, surge para controlar y emprender los ataques que llevan a cabo los musulmanes contra los cristianos; se trata de batallas, por una tierra de nadie y sin más significado que el psicológico. Por último, el tercer tema importante por el que se fundó Mayrit era para proteger a toda la zona agrícola que había en los alrededores de donde se construyó el Alcázar, la primera construcción que se edificó en esta ciudad.

El origen de su nombre

Madrid deriva de Mayrit (que significa abundancia de agua) o Magerit, en su forma castellana porque la ciudad estaba rodeada de agua. Gracias a los acuíferos, el río Manzanares y los dos arroyos Madrid ganó rápidamente en importancia: abastecía de agua la ciudad mediante este sistema que trajeron los árabes. Cerca de la ciudad islámica había una arroyo que se llamaba Mayra (abundancia) – y es la razón de llamar a la ciudad Mayrit. El origen árabe de la capital, está fuera de duda. Los cristianos fueron modificando el nombre hasta que se convirtió en Madrid.

“Anda, míralos, parecen gatos”

En el año 1085, Madrid se acostó Mayrit y se levantó Magerit. Alfonso VI y sus tropas se acercaron a la ciudad, un montón de soldados treparon por la muralla y abrieron las puertas a todo el ejército, permitiendo que tuviera lugar la conquista de Mayrit.

¿Ahora entendéis por qué a los madrileños se les llama gatos? El rey, al ver la agilidad de los soldados escalando la muralla exclamó: “Anda, míralos, parecen gatos”.

La conquista fue pacífica, los árabes capitularon ante el rey Alfonso VI. Mayrit nunca fue tomada por las armas ni por cristianos ni cuando los musulmanes trataron de recuperarla.

Insisto en que hagáis la ruta del Madrid Árabe de la que os hablé anteriormente y que yo personalmente he hecho. Rafael Martínez os explicará en detalle el surgimiento de Mayrit y os hará una ruta por los resto musulmanes de la ciudad, incluida la muralla árabe, el monumento en pie más antiguo de Madrid.

Correo para inscribirse: rafamrtz83@gmail.com

 

¡A disfrutarlo!